Máscara KIFWEBE de la etnia SONGYE de la Rep. Dem. del Congo

Los Songye, habitan en la región del Lomani, afluente del río Congo, la máscara Kifwebe, femenina, va estriadas y policromadas en blanco simbolizando los aspectos positivos como pureza, paz, luna y luz, están llenas de cargas mágicas, sus miembros los basha masende son poseedores del conocimiento para interactuar con los dioses. y están destinadas a velar por el orden y ejercer la justicia.

Máscara Kifwebe. etnia Songye de la Rep. Dem. del Congo

Máscara Kifwebe. etnia Songye de la Rep. Dem. del Congo

La máscara acumula la fuerza vital de los antepasados en beneficio de sus descendientes, se usan junto con un traje y barba de fibra vegetal largos, a diferencia de la masculina kilume no tiene la cresta colocada en la cima de la cabeza, máscaras, colores y trajes poseen un significado simbólico, suelen ser danzadas en la noche, durante las ceremonias lunares más importantes o con ocasión de la investidura o el fallecimiento de un jefe.

Su precio 225€.

Máscara KANAGA de la etnia DOGÓN de Mali

Preciosa y extraordinaria máscara bailada Kanaga, de madera policromada en blanco y negro, totalmente museable, primera mitad del siglo XX.  Sus medidas son 110 x 50 cm.

Máscara Kanaga de la etnia Dogón de Mali

Máscara Kanaga de la etnia Dogon de Mali

Su precio de venta es de  750€.

Danza con máscara Kanaga, etnia Dogon de Mali

Danza con máscara Kanaga, etnia Dogon de Mali


Los Dogón habitan en la falla de Bandiagara y el escultor suele ser el herrero de la tribu. Su máscara más famosa es la “Kanaga” recibe el nombre de un pájaro y en la parte alta va coronada por una cruz que alude al mito de la creación, la parte superior indica lo celeste, la cruceta inferior lo terrestre unido por la pieza vertical, cumple una función cinegética protegiendo al hombre que la lleva de  la venganza del espíritu del animal que ha matado.

Máscara BLANCA PUNU de Gabón

La máscara Punu es característica de  toda la ribera del río Ogowe, Gabón.

Construida en madera y pintada con caolín, excepto los labios y escarificaciones que van en  rojo propias de cada grupo y se hacen en el momento de la iniciación, y el peinado que conserva el color natural de la madera o se pinta en negro.

El rostro es un ovalo perfecto con frente ligeramente bombeada, cejas finas, ojos salientes con hendidura estrecha y rasgados al modo oriental,  los labios están perfectamente marcados  configurando una boca ligeramente entreabierta y a veces con dientes.

Característico de estas máscaras es su peinado estriado que, a veces, rodea a toda la máscara, pero que adquiere su punto culminante en su parte central con una alta cresta o moño frecuentemente hundido en su mitad. Representan estas máscaras el espectro femenino y se utilizan en ritos funerarios por la sociedad secreta Okuyi, el portador de la máscara, danza sobre largos zancos mediante movimientos acrobáticos que atemorizan a las gentes creando e intensificando una atmósfera de misterio.

Al igual que sus vecinos del norte los Fang y Kota, los Punu tallan relicarios de madera con figuras que atan a unos cestos, donde guardan y transportan los huesos de sus antepasados cuando la familia se traslada. Esto parece indicar una similitud en las prácticas religiosas con respecto al culto de los antepasados; la sociedad  Mukui es la que dirigía los asuntos religiosos.

También tallan y usan esta máscara los Ashira, Mashango, Balumbo, Galoa, y Mpongwe


Máscara “Mukuyi”,

Etnia : Punu de Gabón

Medidas: 28 cm. x 15´50 cm.

Material: Madera y caolín.

Época: mediados  siglo xx

Perfecto estado de conservación

Precio venta: 190 €.

Aunque no se conoce mucho de la historia del pueblo Punu, la evidencia lingüística sugiere que ellos llegaron a su actual territorio procedentes del norte, posiblemente empujado por la presión expansionista de los Kota y Fang que llegaron hasta las zonas fronterizas con el país Punu durante los últimos siglos. Esta zona había estado ocupada por varios grupos Pigmeos hasta la expansión Bantú.

La economía Punu se basa en la agricultura que han desarrollado a base de robar poco a poco tierras a los inmensos y densos bosques que les rodean.

Completan la dieta familiar con la caza y la pesca y con el pequeño número de ganado que crían, como vacas, cabras, ovejas y gallinas. Los bosques Ecuatoriales circundantes también les  proporcionan varias frutas, aceite de palma y varios tipos de tubérculos. Sus cultivos principales son el plátano, ñame, yuca, maíz, cacahuetes y mandioca. Las labores agrícolas se reparten entre los sexos, con los hombres haciendo los trabajos de preparación de la tierra (aclarado de los bosques) y ocupándose de la caza, mientras las mujeres hacen el resto de las tareas agrícolas y el cuidado de la casa y los hijos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.